Ante ayer la profesora dijo

que el examen no va a darnos, ella fijo.

Nosotros fuimos muy felices,

volamos hacia el cielo, como hélices.

Pero, nuestra suerte fue corta,

una situación parecida cuando como comemos una torta.

Ella es muy sacrificada

por nuestra mejora en la lengua solo dedicada.

¿Cómo entonces pudimos pensar

que ella nos va a dispensar?!

Y, qué ahora, yo pobre, puedo hacer 

excepto algo escribir para la satisfacer.

Pero, tengo un problema grande 

y el en mi alma rápidamente se expande.

Los temas que han sido ofrecidos

hoy no me gustan mucho - mis pensamientos están llenos con otros parecidos.

Estoy tumbada sin idea en mi cama,

estoy perdida como en árbol de primavera una rama.

Estoy escuchando cómo los minutos están despareciendo,

me cojo como hablo conmigo misma sin fin me estoy convenciendo.

No me siento cómoda si hoy llego a clase sin el deber acabar,

por eso decidí ir al próximo paso sin intentar los minutos robar.

Porque pienso que es muy importante en la vida tener un placer,

voy a escribir qué en mi alma ahora empieza  a nacer.

Por esta última reunión en este nivel,

tengo muchas ganas de decir algo otro en este papel.

Me recuerdo como hemos sentado con Aneta en un banco en la plaza central,

discutiendo si tenemos tiempo bastante para aprender español y ascendencia cultural.

Fue el último día para inscribirse en el curso,

que significó que tuvimos que elegir rápido nuestro discurso.

Decidimos que vamos a ir

sin saber que esta decisión va a incluir.

No hemos conocido nada para “Casta Diva” - la escuela

porque nadie de nuestros amigos no ha ido a ella.

Hoy cuando pienso en este acontecimiento,

tengo que decir que esto ha sido un gran momento.

Nunca pensé que puedo aprender tantas muchas palabras

y como no, cuando tengo una clase con energía de las cabras.

A cada clase he ido cantando,

voy a divertirme con mis nuevos amigos pensando.

Cada persona de mi clase es muy especial

con un carácter raro, no comercial.

Nadamos por las aguas del idioma,

nos luchamos juntos con los axiomas.

Y más bonita experiencia recordada

es cuando nuestra pena grande es con cerveza fría engrasada. 

Por supuesto, el ingrediente en esta emoción que es más importante

es la profesora – no es posible encontrar otra con mente tan vivaz, tan brillante.

Ella es llena con energía y motivación

que las comparta con sus estudiantes sin reducción.

Al fin, un permiso, por favor

quiero decir a todos, MUCHAS GRACIAS para esta riqueza de color.

08.06.2017, Renata Dedova